Machu Pichu... Nuestra experiencia en la Maravilla del Mundo de Perú

Actualizado: mar 14

La forma que se elija para llegar a la ciudadela Inca depende mucho del nivel de aventurero/a que se tenga. Como nosotros no somos exactamente Indiana Jones, y también por una cuestión de tiempos, no hicimos el famoso "Camino del Inca" que implica días de caminata en altura, acampes, y demases.

LA PREVIA

Antes del viaje, meses antes sacamos las entradas para Machu Pichu, dado que todos los tipos de entradas tiene cupos limitados y por horario:

  • Ciudadela es la entrada que más cupos tiene y la más barata. tiene diferente de horarios de ingreso y no podrás ingresar antes de ese horario. Te permite recorrer toda la ciudadela; pero no podés ingresar a ninguna de las montañas.

  • Ciudadela + Montaña MachuPichu en cuanto a cantidad de cupos, tiene alrededor de 500 por horario y hay 3 horarios de ingreso posibles. Hay que tener en cuenta que se necesita tiempo para llegar desde el ingreso a la ciudadela hasta el ingreso a la montaña, no es lo mismo!

  • Ciudadela + Montaña WaynaPichu es la entrada con menor cantidad de cupos, también tiene 3 horarios disponibles. Una vez más, hay que tener en cuenta el tiempo que lleva llegar desde el ingreso hasta el comienzo de la subida a la montaña.

Nosotros sacamos entradas para ambas montañas, una cada día. Por los horarios y porque imaginábamos que no era algo simple físicamente, nos pareció que no nos era posible hacer ambas en un solo día y disfrutarlo.


También sacamos con anticipación los tickets de los trenes. Hay dos empresas para elegir que tiene variaciones de horarios y precios; pero no demasiado distantes: IncaRail y PerúRail. Usamos la primera; pero ambas ofrecen distintas opciones de trenes en sí y de servicios a bordo (almuerzo, cena, desayuno) En teoría no se puede llevar equipaje "grande", dado que los trenes no tienen bodega, sino que hay que poner bolsos y demas detrás de los asientos o en el extremo del vagón; nosotros llevamos una mochi tipo mochilero cada uno y una mochi compun cada uno y no tuvimos ningún drama. Sacamos ticket ida y vuelta desde Ollantaytambo hasta Aguas Calientes, uno con almuerzo y uno sin "nada" en el que te daban bebida, snack nutritivo y chocolate de cortesía.

Ahora sí, llegó el día. Volamos directamente a Cuzco vía Lima, dado que sí o sí hay que hacer la escala en esa ciudad para cambiar de avión: el aeropuerto de Cuzco es bastante pequeño. Llegamos 4 días antes de nuestra primera entrada a Machu Pichu, para aclimatarnos (y hacer alguna cosita digna de un posteo distinto). La verdad que Cuzco (3.390msnm) está a mayor altura que MP (2.430msnm), nosotros no tuvimos ningún inconveniente con esto. Por nuestra experiencia es la combinación de altura con actividad física de moderada a fuerte lo que genera síntomas del mal de altura; pero claramente esto depende mucho de cada uno.


Para llegar a Aguas Calientes, pueblo de Machu Pichu donde haríamos base para ingresar dos días a la ciudadela, decidimos aprovechar el tiempo y contratar una excursión por el Valle Sagrado (vamos a contar de esto en otro post). Consultamos previamente si podíamos llevar nuestro equipaje y así, al finalizar la excursión en vez de regresar a Cuzco, nos quedamos en el pueblo de Ollantaytambo. Este pueblo tiene la estación de tren previa a la de Aguas Calientes, con lo cual también ahorrábamos dinero en el boleto de tren, además de descansar y poder recorrer bien un pueblo más. A la vuelta haríamos lo mismo; pero al revés con una excursión recorriendo otros pueblos y atracciones hasta llegar de nuevo a Cuzco.

Lo primero que tienen que hacer cuando llegan a Aguas Calientes es sacar el bus que los lleva a la entrada de MP (también pueden ir caminando; peeeero tengan en cuenta que adentro de MP te agotás, si ya llegás cansado no se cuanto podés disfrutar eso que tanto esperaste conocer. Igualmente obvio depende mucho del estado de cada uno). Los pasajes se sacan de un día para el otro y no se pueden adquirir con anticipación ni vía web, sí podes sacar Ida y Vuelta. El viaje en bus tarda unos 30 minutos y subís por orden de llegada a la parada, con lo cual según tu horario de entrada a MP, tenés que calcular el viaje más la espera. Nosotros sacamos ambos días entradas en los primeros turnos, con lo cual fuimos a esperar el micro antes de que salga el sol, alrededor de las 5am y ya había gente. Si mal no recuerdo, subimos al 4to o 5to micro que salió.

Día 1: Montaña Machu Pichu


Llegamos y, como al estar frente al ingreso a la Montaña Machu Pichu aún era temprano, decidimos hacer el camino hasta la Puerta del Sol. No es largo; pero la combinación de caminar en piso no uniforme, escaleras irregulares, la altura y la humedad hace que todo se sienta el doble; pero 100% decimos que también todo vale la pena! Las vistas en ese recorrido son fantásticas!


Al ingreso a la montaña, tienen que anotarse con nombre completo, pasaporte y nacionalidad. La subida es dura y larga! La irregularidad obvia de los escalones hace que sea muy cansador... distintas alturas, distintas profundidades. Hay tramos en que hay que esperar que bajen los que están volviendo para poder seguir subiendo. Y no les pregunten si falta poco para llegar a la cima porque la gente miente un montón!!!! A nosotros nos llevo unas 2hrs subir y otras 2 hrs bajar, como todo en este viaje depende de cada uno y su aptitud física. Llegar a la cima da una felicidad por el logro alcanzado que es indescriptible, tanto como la vista típica de Machu Pichu desde esa altura. Es hora de comer algo, descansar un rato, desde ya sacar mil fotos y empezar el camino de bajada.

Nuestra idea era, al finalizar la subida y bajada de la montaña, recorrer la ciudadela; pero terminamos agotadísimos! Así que, encontramos un lugarcito donde sentarnos en el pasto contemplando donde estábamos para, después de un rato, salir a esperar el micro para volver al centro de Aguas Calientes.

Día 2: Montaña Wayna Pichu


Después de una noche de sueño súper reparador, madrugamos de nuevo para enfrentar la montaña que generaba más ansiedad. En la investigación previa al viaje, leímos experiencias que decían que esta era mucho más difícil, que cuesta un montón y otras que daban más confianza. El día empezó con lluvia, no fuerte pero constante. Eso no nos desalentó, primero porque estábamos en Machu Pichu!!!! y segundo porque, creímos, no íbamos a pasar tanto calor.


Llegamos y nos dirigimos al ingreso a Wayna Pichu. No sin antes sacar algunas fotos ya que, uno de los beneficios de ingresar temprano es que no hay gente prácticamente. En el cartel que presenta la montaña, se ofrecen dos recorridos: largo y corto. El largo te lleva a una cueva. Nosotros elegimos hacer el corto, que es el que hace todo el mundo, porque ya el día anterior tardamos muchos en subir y bajar y no queríamos irnos este segundo día sin recorrer la ciudadela. Subir al Wayna Pichu es FAN-TÁS-TI-CO. Al punto que, si solo deben o pueden elegir una de las dos montañas nosotros recomendamos mil veces hacer esta.




Es cansadora, no es fácil; pero ni cerca es imposible y es súper divertido hacerla! Con más frondosidad de vegetación, escaleras finitas, pasajes por pequeñas cuevas entre rocas es una aventura en sí misma digna de experimentar. Tiene menos altura que la Montaña Machu Pichu; pero es más empinada. En toda la subida hay vistas increíbles. Como contamos, llovía al empezar a subir, y al llegar a la cima estuvo nublado primero, lo que tapaba la vista y luego se despejó un momento para que podamos disfrutar la vista. A pesar de las nubes y la lluvía (a pesar de la cual terminamos en remera y disfrutando la frescura que nos caía encima), bajamos y hubiéramos vuelto a subirla en ese momento, a ese punto nos encantó!

Luego salimos, fuimos al baño y buscamos una guía local que nos juntó con una familia argento-francesa.

Volvimos a ingresar ya con el sol a pleno y recorrimos la bella y enorme ciudadela por los puntos más importantes. Por supuesto, más y más fotos.

Al regresar a Aguas Calientes fuimos a las termas. La verdad que no nos gustó, queríamos relajar después de dos días intensos y, las termas de Aguas Calientes (por eso el nombre del pueblo), son básicamente piletas repletas de extranjeros con tragos en la mano y música al palo. En otra situación puede estar muy bueno; pero no era lo que buscábamos nosotros estando agotados.

Fuimos a dormir. Al otro día tomábamos nuevamente el tren hasta Ollantaytambo para regresar a Cuzco conociendo lugares geniales y seguir con este viaje... queda para la próxima!


Deslizá para ver más fotos y no te pierdas algunos tips más abajo!





Tips básicos

  • Calzado y ropa cómodos

  • Mochi para poner las capas de ropa que se saquen y llevar lo necesario.

  • Deben llevar todo desde Aguas Calientes, una vez en el micro y hasta volver al pueblo no hay donde comprar nada en ningún lado.

  • Agua, mucha.

  • Algo para comer nutritivo (venden snacks de este tipo en todos lados en Aguas Calientes)

  • Solo hay baños antes del ingreso a Machu Pichu. Se puede salir y volver a entrar una vez de la ciudadela.

  • En la entrada hay muchos guías que forman grupos ahí mismo por un valor según cantidad de personas. Está bueno recorrer la ciudadela con alguien que sabe del lugar.

  • Chequear lo que no se puede ingresar.

  • Rechequear horarios y calcular bien los tiempos.

  • Mucha agua y algo nutritivo (no me equivoqué, lo repetí a propósito!)

  • Disfrutar y cuidar esta Maravilla del Mundo!!!


Ya sabés, si querés hacer este u otro viaje, no dudes en escribirnos!!! morellaviajesrock@hotmail.com



63 vistas

José Cubas 3460

Capital Federal, Bs. As.

morellaviajesrock@hotmail.com

 

  • Blanco Icono de Instagram
  • facebook