Las Islas Flotantes de los Uros

Una vez más nos despertamos temprano para nuestro paseo del día; pero esta vez no tanto como par ano poder disfrutar del desayuno de nuestro hotel.

Así que, con la panza llena, nos acercamos con un remis hasta el muelle del Lago Titicaca desde el que salía nuestra (y todas) las embarcaciones. El paseo que se ofrece incluye las Islas Flotantes de los Uros y la Isla Taquile. Algunas opciones extra son pasar la noche en una de las islas flotantes o visitar una isla extra del lago; pero la distancia a recorrer en lancha era demasiada y, en general, no la recomendaban demasiado.

Como su nombre lo indica las islas que no solo habitan sino que construyen, los Uros, son flotantes. Las construyen con totora, una planta acuática que crece en el mismo lago.

En total hay unas 80 islas, cada una puede durar hasta 23 años y para mantenerlas se va agregando una capa de totora. En cada islas pueden vivir hasta siete familias cuyas viviendas y embarcaciones también están construidas con esa planta, que incluso usan para comer y hacer medicinas. Cada isla ademas tiene su gobernante y todas tiene un jefe máximo.

El pueblo de los Uros se remonta a antes de Los Incas y cuentan que decidieron construir islas en el lago para no ser conquistados por, entre otros, los incas mismos.

Lo único que vimos tecnológico en las islas fueron los paneles solares que les dan unas 3hs de electricidad para iluminar por la noche. Cocinan con pequeños hornitos de gas sobre totora húmeda y fuera de las casitas para evitar incendios.

En el paseo se puede descender a una de las islas donde somos recibidos por las mujeres y niños que la habitan quienes cantan alguna canción en su idioma esperando propina a cambio. El gobernante de la isla nos enseña como la construyen en su totalidad haciendo la isla en miniatura en totora y ofrece un paseo en una de los barcos hecho con la misma planta. Así viven del turismo, la caza, la pesca y la venta de hermosos tejidos y tapices súper coloridos.


Luego de conocer esta cultura fantástica, pisar estas islas que parecen un colchón de agua, donde el piso de totora se mueve a cada paso, nos subimos a nuestra embarcación para, luego de una hora ideal para descansar con el solcito en la cara, llegar a la Isla Taquile. Pero ella queda para la próxima entrada!


**Para este o cualquier viaje no dudes en contactarnos a través de nuestras redes o a morellaviajesrock@hotmail.com**

5 vistas

José Cubas 3460

Capital Federal, Bs. As.

morellaviajesrock@hotmail.com

 

  • Blanco Icono de Instagram
  • facebook